martes, 26 de febrero de 2008

CORAZÓN PARTIDO






















CORAZÓN PARTIDO

Se le rompió su corazón anciano.
Sus ramas y tronco soportaron muchos días de nieves, de heladas,
de tórrido sol, lluvias y vientos huracanados.
Con sus ojos avellanados más de un Arco Iris pudo vislumbrar.

Algunos días de otoño o de verano,
bellas mariposas en sus hojas se aparearon.
Por la primavera nidos con ramitas y algodón,
los regocijados gorriones allí su hogar instalaron.

Griterío infantil, pasos lentos de los ancianos, bebes lactantes,
acompañaron por muchos años al arcaico árbol.
Algún secreto de amoríos, lagrimas, risas, muecas y sonrisas…
En su corteza arrugada se impregnaron.

Ahora luce un corpiño de metal.
Su savia como un potro desbocado por su corazón circulará.
Su tronco vestido de gala, sonrisas de nuestros labios arrancará.
Arrumacos infantiles con manos inocentes,
por su tronco y coraza de metal, las caricias no cesaran.
Y el canto gregoriano de los pájaros de nuevo podrá escuchar.

2 comentarios:

tony dijo...

muy sentida y bonita poesia Isa
te felicito
un abrazo

isa dijo...

Gracias Tony, eres muy amable.
Otro abrazo par ti.