jueves, 25 de junio de 2009

TU ARAÑA QUE ENMARAÑA



ARAÑA QUE ENMARAÑA

Tu tela de araña vas enhebrando.

Tejes y tejes para que yo caiga en tus redes.

Caigo pero como leona doy zarpazos y salgo.

Vuelvo a caer, y de nuevo la libertad me gano.

Pero por tercera vez, me atrapas.

Tu tela es fuerte y me envuelve.

Me sujetas con camisa de fuerzas.

Encadenas mis tobillos.

Sellas mis labios para que no pida auxilio.

Mis palabras se evaden.

También las enmarañaste,
escondiendose en lo más profundo de mi alma.

Creo fallecer por asfixia.

El viento está aliado conmigo.

Forma una burbuja en tu tela de araña.

De ella tomo el oxigeno necesario, respiro serena...

Borbotones de aire invaden mis pulmones.

De nuevo salgo de tus enredos.

En mí quedó una pequeña herida sangrante.

Hurto tu tela de araña,
y pongo sobre la herida que sangra.

La hemorragia se fragmenta, la herida se pega.

Tu tela de araña a la vez que enmaraña,
puede taponar y curar mis llagas.



Moraleja:
Siempre aprendemos de las malas experiencias. Estás nos sirven para curar nuevas heridas, o hacernos más fuertes a las venideras.


Nota aclaratoria y cierta:

Si alguna vez estáis en algún lugar y os hacéis un corte, o alguien se ha herido y corre peligro de desangrarse, le robáis a una araña, su tela de araña. La ponéis en la herida, dejará de sangrar. Esto es cierto, ella tiene propiedades que coagulan la sangre, y a demás no se infectará, tiene la cualidad de no dejar que se formen alrededor microbios.

La araña no morirá al quedarse sin su tela, pues ella está capacitada para de nuevo hacer otras telas de araña. Ella a pesar de ser, un ser poco querido y mal visto, os puede salvar la vida y tiene su función en el medio ambiente y eco sistema. Sin ella seriamos invadidos por montones de insectos. Ella controla la población de los bichines.

2 comentarios:

Julia dijo...

Muy interesante tu poesia con moraleja y la nota aclaratoria , yo desconocia que la tela de araña sirviera para detener hemorragías , así que mira por donde he aprendido una cosa más gracías a tí. Un abrazo Isabel.

isa dijo...

Gracias a ti Julia. t
Todos aprendemos de todos. Si alguna vez te encuentras con alguien en ese momento, y no hay forma de cortar la hemorragia, ya sabes como puedes cortarle la hemorragia. Es muy dificil no encontrar una tela de araña en un agujero de piedra, árbol o en un matorral. Siempre hay alguna por algún lugar.
Besos