martes, 8 de septiembre de 2009

Ocaso

Ocaso



Eres mi luz en la oscuridad
La perla que me mueve a seguir en la lucha
Eres eternidad bajo las tinieblas
Mi manantial de paz

Un rio aterciopelado de rayos dorados
Suenan campanillas anunciando el ocaso
Montañas de fuego se izan en las cumbres
Sonido de violonchelo en el silencio.

Noche con ojos de gato
Rápida, como alas extendidas dando sombra.
Penumbras a media luz
Juguete de las estrellas.

Prefacio claro de luz de luna.
Amante  nebuloso de la luna nacarada
Te fundes en el universo de las ilusiones y esperanzas
Abrigando a la noche fría y cerrada.
.


6 comentarios:

Tony dijo...

Muy hermosa poesía, sentimientos muy cálidos... es como que haces de cada ocaso un amanece.
Saludos

isa dijo...

Gracias Tony, me alegra que te guste.
Y sí tienes razón, hasta equivoqué el titulo jajajajaja. Le he hecho el poema al Ocaso y sin embargo como título puse Crepúsculo :-)
Cabecita loca a veces jajajajaja.
Graciassssssssssssss
SAludos y un abrazo

Cecilia_ dijo...

Hermosa descripción poética Isabel, de un momento en el día que a tí te da mucha paz ..
Las fotos .. bueno, hermosaaaaaaasss todas !!!
Un beso.

AomaraLuz dijo...

Preciosos atardeceres enmarcados en el marco bucólico y crepuscular de tu poesía.
Felicidades, Isa! Estás pletórica e imparable!
Un beso!

isa dijo...

Gracias Cecilia, me alegro que te guste.
Besos

isa dijo...

Gracias AomaraLuz, me alegro que te guste. Aprevocho ahora que hay más luz, en le invierno se está menos inspirado :-) Al menos yo.
Besos