viernes, 22 de enero de 2010

Enamorados de la Luna




Durante el día dormía, y cada noche a través de las persianas Damián contemplaba a la luna por la ventana. El silencio y la oscuridad de esa noche se apoderaron del entorno donde vivía. Ningún murciélago volaba alrededor de la luna. Pues ésta era prisionera de los nubarrones. Tampoco el gato travieso de pelo negro que se confundía con la noche hizo aparición en el tejado. Damián no sentía las patitas del felino saltar y limar sus uñas en las tejas de los aleros. Esta noche no vio hacerle malabares al gato, para poder dar un salto y encamarse a la luna.

Damián se levanto y fue al mueble bar, se preparo un whisky, después otro, y otro…

Amaneció con la cabeza apoyada en la mesa. Con un dolor tremendo de cabeza a punto de estallarle, y la boca acorchada. Se dio una ducha, desayuno, y de nuevo se sentó a la venta. Mientras ellas dormían, él la velaba. Ese días se entusiasmó, amaneció un cielo limpio y el sol brillaba dejando estelas en el aire.

Tomó las acuarelas y terminó el dibujo que comenzó tres meses atrás. Pintó unos ojos almendrados, esos ojos que él pensaba que cada noche le miraban, al igual que él los miraba.

Ya la tenía lista, vestida de novia, de color nácar, ojos brillantes que quemaban al mirarlos como si ardieran igual que la candela.

Llegó la noche, hizo su aparición toda esplendorosa vestida con su velo de novia. Se quedó embobado. Esta noche no quería esconderse y mirarla a través de la persiana. Abrió la ventana. Se subió a la cornisa. Allí estaba el gato travieso contemplándola. Damián estiró la mano.

Le habló al gato •uno se puede enamorar y amar a los pájaros, a las plantas, a un árbol, al hombre,… Pero la luna es inalcanzable. De ella solo estan cerca las estrellas y la noche". El gato comprendia todo lo que le decia, y dejo que una lagrima se escapara de sus ojos.

Al día siguiente yacía en un gran charco de sangre en el pavimento de su calle.

El gato cada noche tenía su cita con la luna. Sólo se conformaba con mirarla, no podía tenerla, pero sí acariciarla dulces como la miel,  y sobre todo disfrutar cada noche de su presencia.




6 comentarios:

Malena dijo...

NEGRO MURCIÉLAGO
SE LO COMIÓ LA LUNA.
FELICES SUEÑOS./RAÚL VACAS

(TE DEDICO ESTE "HAIKU"
DE RAÚL, PARA CORRESPONDER
A ESA IMAGEN DE ESE GATO
Y ESA LUNA, INOLVIDABLES)
________

ELABORASTE UN TEXTO SOBERBIO...
ELABORACIÓN E IMÁGENES,
QUE NO DEJAN INDIFERENTES!

"ENLAZAS" LAS PALABRAS DE UN MODO,
QUE EL RESULTADO ES "INCREIBLE"..., Y TE ANIMA A UNA SEGUNDA LECTURA!

NO NOS PRIVES DE TUS RELATOS, ISA!

DESDE HOY, ADEMÁS DE EN MI LISTA
DE BLOGS, TE UBICARÉ EN MI SECCIÓN
DE "RINCONES CON COPYRIGHT"...
CON ENLACE A TU PÁGINA, COMO YA HICE CON ROBERTO, ANTONIO, JULIA, etc.

NOS VEMOS EN MI RINCÓN, COMO TE DIJE EN EL POST ANTERIOR,
CON "POSADO DE MAX", Y "MONÓLOGOS...", ESCRITOS POR MI OTRO_YO!

Bss!

Malena

isa dijo...

Gracias Malena, me alegra qeu te guste. Bonitos los haiku de Raúl Vacas, graciassssssssssssssssss
Besosssssss
Que tengas lindo fin de semana, Nosotros nos iremos al pueblo, a ver si puedo hacer bonitas fotos.

tony dijo...

Isabel, hermoso cuento corto...
La luna es proveedora de lunaticos y lunaticas y simpre se encarga de juntarlos en parejas y con ella forman siempre un trio...

Un hombre lunático, una mujer lunática y ella, la luna, en medio...

es inevitable

isa dijo...

Gracias Tony, me alegro que te guste. Sí, tienes razón, la luna en miedio y siempre arriba observando.
Graciasssssss.
Saludos

HANNAH dijo...

Es la primera vez que te visito y me encanto tu pagina.
Soy nueva y por eso no se contactarme pero te espero en mi blog cuando gustes pasar.
Un saludo desde Argentina.

isa dijo...

Gracias Hannah, me alegra que te guste.
Saludos