miércoles, 5 de mayo de 2010

No te escondas tras la mascara...

De nada sirve esconderse tras la máscara,
si los ojos y el alma lo cantan.
Aunque la máscara no sea transparente, si no opaca.

Sus ojos son como dos olas mansas
su nariz ancha
y sus labios carnosos y besadores

Su mirada perdida fija en el horizonte.
Sólo él sabe en qué piensa.
Su cara es un poema melancólico
O tal vez un cuento asfixiado que no pudo escribir en la tierra.


No se puso la máscara para esconderse de nada,
pues su alma es un alma sana.
Se puso la máscara para protegerse de las hierbas que él cortaba,
y que con sus quejidos su alma quebraba.
Despejó la tierra para poder labrarla.
Y fue escribiendo y dibujando poemas con las semillas que en ella plantaba.
Pero a él esa mañana,
le entró la melancolía al tener que usurpar las hierbas,
y herir a la tierra.

.

4 comentarios:

Malena dijo...

La "Madre Tierra", un privilegio...
en sus manos..

¡Os quiero, Isa!

Besos y un regalo en HAIGA para tí, también:

A TÍ, HAIGA... ¡CON AMOR!!

Cuídate, mi niña..!

isa dijo...

Hola Malena, graciasssssssssssssss.
Así es la Madre Tierra es el privilegio que todos tenemos de tenerla y cuidarla.
Graciasssssssssssss.
Besitos de Bolita, Antomio y míos. Ahora me voy al parque con Bolita, y luego iremos a buscar a Antonio al tren. Más tarde entrare en Haiga y miraré.

Carlos dijo...

Gracias, por aceptar la invitación al país de los bosques.. Como te acabo de decir allí, BIENVENIDA!!
Ahora y cuando Malena salga, contamos contigo siempre,
porque la invitación no caduca!!

Recibe un fuertea abrazo!!!!

Carlos

isa dijo...

Gracias Carlos. Espero estar a la altura del blog de Malena y no decepcionaros, aunque si asi fuera, no pasa nada, nadie es pefecto. Graciassssssss. Abrazos para los dos, y besos para Malena.