lunes, 9 de agosto de 2010

Castrando las colmenas en agosto 2010


El sábado partimos a las 9 de la mañana al Torrejón, este lugar está en el monte. Aquí está el pajar de mi abuelo. Un pajar que levantó él, el hijo mayor, un tal Crispín, y algunas otras manos voluntariosas. Piedra a piedra y viga a viga fueron construyendo un pajar. Un pajar es un habitáculo en el monte. Sirve para ser habitado como una casa, pero sin las comodidades de la misma. En el mismo pajar, hacían corraleras para meter el ganado. Mis abuelos tenían cabras y ovejas. También dejaban un trozo de tierra para cultivarla. Lo que más sembraban eran patatas, pues era el alimento fuerte en las casas de los pobres. Algunas lechugas, garbanzos, tomates, judías verdes…. El pajar aun sigue en pie. También las paredes de la corralera y las del huerto. Se ve que lo hicieron a conciencia, pues después de más de cien años aun sigue en buen estado.


Aquí castramos las colmenas. Castrar es sacar la miel que las abejas han ido elaborando durante todo el año. Es el único animal que tiene permiso para ir a todos los árboles y flores estén en el huerto que estén. Sin las abejas no abría frutos ya que son las encargadas de polinizar los árboles frutales.



Pasamos todo el día castrando. Sacando cuadros con miel de las colmenas, ponerlos en el extractor donde por la fuerza centrífuga, después de darle a la manivela que hace girar el piñón que mueve el eje donde se ponen los cuadros para que den vueltas y suelten la miel por su propio peso. Una vez sacada la miel los cuadros se llevan a las colmenas para que las abejas arreglen lo poco que se rompe de la cera, y aprovechen la poca miel que quede en el cuadro. Cada viaje traían en el núcleo de 25 a 28 cuadros.

Estuvimos de 9 de la mañana hasta las nueve de la noche, todo el día trayendo y llevando cuadros. Venían con miel, y volváis sin ella a las colmenas.

Mi acometido era llenar las garrafas una vez colada la miel al salir del extractor.

Ahí dejo varias fotos


Aqui están especulando los cuadros. Especular es quitar como una telilla que fabrican las abejas para guardar la miel en la celdilla. Así de esta forma no se cae y madura la miel.
Especulando los cuadros


Aquí mi cuñado Paco entrnado en el mono :-)


Ahí Juanjo cambiandose para ponerse el atuendo para castras


Antes de entrar con los núcleos, que es donde vienen los cuadros para sacarles la miel, levantan la tapa para que se vayan las abejas que hayan entrado. Yo andaba por allí haciendo el reportage. Vestida con mi traje de apicultora, aun así con precaución.

Ummmmmmmmmm, carne de hombre a la vista :-)
Es mi compi.
Paramos para comer, sobre las 13 horas tomamos un aperitivo.
A las 16 horas comimos una ensalada de arroz, lomo empanado, melón café y pastas dulces.
Agua muy fresquita pues llevamos tres neveras cargadas cervezas, refrescos y agua.

Terminamos de castrar las colmenas y de reír, pues Juanjo contó chistes graciosos.
No me picaron ninguna, solo se me clavó un rejo que había en un cuadro que limpiaba.
A Juanjo le picaron 3 en la mano.
A mi cuñado Paco varias en los pies y la espalda
Y a mi media naranja ninguna. Jajajaja, las tenemos adiestradas para que no piquen a los dueños.
Cuando terminamos que regresábamos al coche, no pudimos meternos, pues varias abejas nos perseguían. Tuvimos que caminar un rato hasta que se fueron. Bueno yo con todo el dolor de mi corazón tuve que matar a una. Sonaba el móvil y no podía quitarme la tela que me cubría las manos. Así que la espachurre contra las dos manos a la abejita y pude contestar a mi suegra que me llamaba.

En un momento miro para detrás, jajajaja y veo a Juanjo que venía con varias abejas y las espantaba con un trozo de escobón jajajaja, me dio la risa y...

Bueno se pasó el día trabajando paro en buena compañía.

¿Quieres miel?
Es la mejor del pueblo, pues es miel de jabugo porque nuestras abejitas comen la flor de la jara, de encina y mil flores. Y los jamones de pata negra son así, porque comen bellotas de las encinas :-)

Lo siento las fotos están descolocadas, peor aquí no puedo perder mucho el tiempo, no va bien la red en la biblioteca.
Perdón por las faltas de ortografía, aquí no puedo andar corrigiendo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola no importa las faltas de ortografía el reportaje es igual de interesante y se lee muy bien. La narración es muy amena la pena es que no hayas puesto los chistes que contaron para reirnos un rato con ustedes . saludos desde Tenerife

isa dijo...

Hola Anonímo, graciasssssss.
Esque no me acuerdo de los chistes, y eran todos verdes :-) no actos para menores.
Graciassssssss
Saludos desde el sur de Madrid