viernes, 29 de octubre de 2010

¿Qué es la Muerte?


Mañana es el día de Todos Los Santos, es decir de los muertos.
No sé porqué se tiene que generalizar con los  Santos. Los habrá habido muy buenos y santos, pero muertos también los ha habido  muy malos en vida.
Los asesinos no deberían de pertenecer al Día de Todos Los  Santos , pero claro, quien celebraría un día de Todos los asesinos muertos. De los demonios muertos,...




Afortunadamente todos nos vamos a morir, y digo afortunadamente porque si no los poderosos no se morían  nunca. Comprarían la vida  una y mil veces con el dinero que roban a los demás. Con los pisos que se quedan porque quien los compraron firmaron muchas letras y de una cantidad muy elevada. Porque venden muerte (droga), o porque tienen mucho dinero por los motivos que sea.
Pero no, la vida sólo se puede comprar por algún tiempo, pero al final, llega la muerte.
Todos los mortales nacemos por el mismo sitio, y también morimos.
En esto si somos iguales, pero en el transcurso de la vida no lo somos. Mientras unos mueren por falta de alimentos, de medicinas, de agua, de las cosas más básicas para poder subsistir, otros mueres por exceso de todo eso.


La vida y la muerte son tan contradictorias que a veces estamos muertos en vida.
Y otras veces dependiendo de las creencias religiosas, estamos vivos en la muerte.
Si la muerte te sonríe, no la escuches . Hazte el/la sordo/a
Da le la espalda, sal corriendo, gritalé que se vaya que no la quieres.
Sólo deja que la muerte entre en tu vida, cuando por ley de vida te toque.
Cuando ya no te quede mecha en el candil, porque por el paso del tiempo la extinguió y ya no se pueda poner otra mecha nueva.

Yo entiendo por muerte la falta de vida. La muerte es un hecho ineludible de la vida. Nada es eterno, y si es efímero.
Cuando el cuerpo no puede despertar, cuando el cuerpo queda frío y rígido.
Cuando el cuerpo es como un muñeco que no siente, no aprecia las caricias, no come, no abraza, no sonríe, no ve, cuando el corazón no late y la mente no discierne. Cuando se separa el cuerpo del alma.





 
Hola muerte
¡Qué tal estas?
Anoche soñé contigo,
me hostigabas, intentaste arrinconarme,
pero pude esquivarte.
Salí corriendo y me encerré en mi casa
cerré la puerta y ventanas.
Me tapé los oidos para no escucharte.
Apreté fuerte los ojos para no verte.
Me puse a pensar en las olas del mar...
Después volé en sueños a la montaña.
Como aun seguías hostigandome,
te di un puñetazo.
Peleé contigo y por ahora te gané.
Aun sigo con luz,
aunque sé que algún día
mi vela se extinguirá,
igual que se apaga la luz de  las luciérnagas
en un soleado   día.
Pero por ahora muerte
recuéstate en tu cojín,
 y espérame a que me apague.
 
 
Mi más sentido pésame a:
Los familiares de Don Marcelino Camacho y a sus amigos.
Se ha muerto un gran ser humano,
un pedazo de  hombre que a cambio de su libertad, consiguió  derecho y mejoras para  los trabajadores. Cambió su libertad por la nuestra.
Descanse en PAZ
 
 
 
 

6 comentarios:

Pedro Garcia dijo...

Sólo quería suguerirte una cuantas fotografías de Javier Ferdo en arte y fotografía, adopta una actitud distinta con respecto a ella y resulta sorprendente, me parece una de los mejores trabajos deesa página. Un saludo Pedro.

Myriam dijo...

La vida es un don de Dios, el Creador.
Êl la da y Êl la toma, a su tiempo.
Sin embargo para los creyentes, la muerte no es el fin.
Hay una promesa para luego.
Esto es lo que yo pienso, pero respeto a todas las opiniones.

Saludos Isa,

Myriam

Julia- Ch dijo...

Nacemos para morir... pero quiero pensar que en realidad sólo se produce la muerte física del cuerpo, pero el alma que es la esencia de cada persona nunca muere, que evoluciona que sufre una transformación.
Un abrazo Isabel!!

isa dijo...

OK, gracias Pedro, miraré a ver si soy capaz de encontrar esas fotos. Recien llego del fin de semana largo, ya te diré si he dado con las fotos de Javier Ferdo, si no te pido el enlace. ¿vale? Graciasssssssss.
Saludos Isa

isa dijo...

Hola Julia. Bueno eso es lo que dicen, y supongo que es bueno creerlo así. Yo lo que sí creo que es el cuerpo tampoco muere, porque somos energía, y como tal nos transformaremos. Las hojas dan alimento a la tierra en forma de abono una vez se han podrido. Las cenizas sirven de abono igualmente, y así sucesivamente.
graciasssssssssss
Saludos y un abrazo

isa dijo...

Hola Myriam, sí tienes razón, para los creyentes así es.
Yo algunas veces me pregunto sobre todo cuando mueren personas jóvenes y sobre todo niños, bebés,... ¿Es justo?
¿Por qué Dios no se lleva a una persona mayor imposibilitada muchos años en cama, sufriendo y pidiendo morirse?

Pero se llevó a su hijo joven y con toda una vida por delante.
No veo justo que Dios los cree, y de alegría a sus familias, para luego en pocos años arribárselos. Supongo que si le preguntáramos a esos niños que mueren de hambre o en atentados, o de cáncer u otras enfermedades, que si Dios es justo al decidir que ellos tienes que morir aun siento personas inocentes , que aun a penas han saboreado la vida, supongo que dirán que Dios no es justo.
Yo no veo Justo que Dios se llevara a mi madre con 28 años, y me dejara a mí y a mi hermano sin ella. Mi hermano con 5 años y yo con 4-. ¿Qué daño habíamos causado para darnos este castigo?
Quiero cree que dependemos más de la ciencia y la bondad de los humanos.
Saludos