martes, 18 de octubre de 2011

Homenaje a Bolita mi conejita

Bolita era mi mascota.
Era como una Bolita de algodón.
Mimosona y cariñosa.
Social y juguetona.
Me dio muchos momentos muy felices.
Ella también era muy feliz, se la veía alegre.
Cada mañana al levantarme la primera obligación era atenderla a ella.
Desinfectar su jaula y ponerla agua y comida.
Lavarla las patitas y el culillo, quitarle las legañas.
Cuando llegó a casa, era como una pelotita de algodón . Cabía en mi mano.
Fue creciendo y haciendo trastadas. Se comió dos cables de la cámara, me mordisqueo los rodapiés de madera de la habitación del ordenador. hacía grandes podas en las plantas.
Nunca la pegué, sí hablaba con ella para que entendiera que no estaba bien lo que hacía. Y parecía que me emprendía. Pero al día siguiente volvía hacerme otra trastada.
Aun así la quería muchoooooooo, la queríamos los dos mucho.
Me hacía mucha compañía y los días de invierno eran más llevaderos, pues jugaba mucho con ella.
Se ponía a mi lado,  pegadita a mis pies.
Estuvo con nosotros un año y ocho meses. La convivencia crea una relación cargada de sentimientos.
Bolita el día 13  a las 5 de la mañana, fallecía. Dejó de respirar.
El sábado día 15 la enterramos en el huerto bajo una cornicabra.
Así era Bolita de preciosa.


Se dejaba peinar, lo que peor llevaba era que la cortara las uñas.



Aquí comiéndose una penca de acelga

Bolita ya no está con nosotros. Pero la quisimos mucho.
Era limpia como una persona. Mientras estuvo bien, nunca se hizo caca ni pis por la casa. Estaba bien enseñada.
Bolita dejó de comer dos días y al tercero se murió.
Nunca hasta entonces estuvo malita.
Tan solo tuvo sarna en las orejitas que se las cure con aceite de oliva. Y dos heridas que le salieron en las patitas. A raiz de aquí comenzó a comer menos, hasta que dos días antes de dejar de respirar, se negó a comer y a beber.
Necesitaba hacer esto para sentirme mejor y hacerle un homenaje a mi querida mascota Bolita.
Me enseñó mucho y me hizo ser más abierta, y a  darme cuenta que podía cuidar de ella al igual que cuido de mí misma.

10 comentarios:

Pedro Garcia dijo...

Sabiendo que existía tanbién le tomé cariño. Un saludo Pedro.

isa dijo...

Graciasssssssssssss Pedro.
Saludos

Antonio Gabriel Guzzo dijo...

Aprendi a quererla en la distancia... Tras cinco dias de duelo tu homenaje sencillo pero lleno de amor.
Te acompañamos en este silencio
Abrazos.

isa dijo...

Gracias Antonio.
Saludos

Marilyn Recio dijo...

Que linda y emotiva entrada. Sé que lo que se siente cuando se puerde a una mosacota. Una vez perdí mi gato, lo tuve 4 años, hasta que lo estropeo un carro, Una amiga sicologa me dijo que le rindiera un homenaje para aliviar la pena tan grande que sentia. Asi, lo hice igual que tu, y al poco tiempo adopte otro gatito, que ahora vive conmigo. La verdad que Bolita era bella! Un abraXo

SEFA dijo...

Hola amiga, cuanto hace que no entraba por aqui y hoy que lo hago me encuentro con este homenaje a tu preciosa Bolita.
Siento lo que le ha pasado y espero que tu cada dia te sientas mejor, el que nunca a tenido una mascota no entiende que cuando falta(salvando las distancias)es como si se nos llevaran un trocito de vida, tambien es verdad, que todo se va pasando y despues el recuerdo se hace menos doloroso.
Te mando muchos besos.Sefa

isa dijo...

Gracias Marylin Recio.
Me alegro que hayas adoptado un gatito y seas feliz con él.
Yo de momento no quiero más animalitos, se pasa muy mal. Qué te voy a decir a ti que has pasado por la perdida de tu primer gatito.
GRaciassssssssssss.
Saludos

isa dijo...

Hola SEfa, graciasssssssss.
Sí mucho tiempo sin saber la una de la otra. A veces entro en tus recetas y me recreo.
Sí estoy bien, pero cada vez que entro aquí y la veo me duele. Pero la vida es así. Nada es eterno. Graciassssssssssssssss
Saludos y un abrazo

María dijo...

Isa, has escrito un precioso homenaje, y es que se coge mucho cariño a las mascotas, cuando ya no están con nosotros se les echa mucho de menos.

Un beso.

isa dijo...

Gracias María. Sí realmente se les coge mucho cariño. Pero ya pasó y ella descansa y yo sigo viviendo.
Graciasssssssssssssss.
Saludos y un abrazo