lunes, 27 de febrero de 2012

El embargo...

 ... Una noche mientras el mundo dormía el cielo embargó las nubes, por no ser capaces de recoger agua y llover sobre la tierra.

... los pájaros sedientos, a punto de desmayarse, no encontraron ninguna nube con la panza llena donde  poder  mamar un poco de agua.

¿Que será lo próximo que embargue el cielo o la tierra?
Tal vez nuestros cerebros para que no pensemos.

Dos minicuentos con la palabra que está tan de moda: embargar

2 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Ese embargo no es nada agradable,las nubes son nuestra salvación...¿qué sería de la tierra sin agua...?
Mi gratitud por compartir,muy bueno,amiga.
Mi abrazo siempre.
M.Jesús

isa dijo...

Gracias M.Jesús, me alegra que te hayan gustado los microcuentos. Así es, sin agua no hay vida.
Gracias.
Saludos y otro abrazo para ti