lunes, 21 de julio de 2008

Varios tipos de nubes

Hay nubes asustadiza que ante cualquier amenazan salen huyendo igual que las personas. Se difuminan y hacen casi invisibles su existencia.













También hay nubes acariciadoras que intentan que todo sea fácil para quienes están a su alrededor. Así también hay personas que procuran hacer la vida feliz a los demás.

Hay verdaderos diablos que solo intentan fastidiar al prójimo poniéndole zancadillas y estrujándole hasta contarles la respiración.







Nubes que la pasión pasó muy cerca de ellas pero que son escurridizas y nada amigables. :-) Ya puede haber un sol resplandeciente que intente ser meloso con ellas, que la frialdad y pasividad no harán que se conmuevan. Además, son nubes tozudas y enfadadizas que nada les viene bien. A veces se entusiasman con facilidad pero también se enfadan sin motivo alguno.






Algunas veces se es incapaz de madurar y se sigue siendo como un feto. No se pueden romper las cadenas y toda la vida se está atado a la infancia.
Estas nubes son como los fetos aun sin desarrollar y sin ser capaces de viajar solos. Su atadura sera ese cordón umbilical del que dependen y no se es capaz de soltar.


Las nubes también se sientan en una mesa redonda para divagar, y llegar a conclusiones para exponer todo tipo de problemas sobre la mesa, y darle soluciones inmediatas. En el cielo también surgen problemas que incomodan, y que se tienen que exponer y solucionar. Si nos tragamos y no vomitamos, no compartimos con otros lo que nos inquieta, el amasijo que formamos en nuestro interior, se puede hace de hierro y no se podrá destruir. Hierros retorcidos que dañan nuestra integridad física y mental.
Las nubes oscuras a veces también embellecen el lugar cuando tienen un pequeño escape de luz.























Las nubes si están de buen humor, son juguetonas y bajan a beber, a bañarse y a jugar con otras criaturas.
Hubo una vez, una nube muy bella que no sabia de su belleza hasta que se vio reflejada un lago. Por primera vez se sintió princesa y linda. Esto hizo que cambiara su humor y que se desenredara sus blancos cabellos que nunca a lo largo de su vida acarició. Ella era bella por dentro y por fuera. Pero nadie nunca se lo había dicho.
Todos necesitamos que nos digan lo mucho que valemos y lo importante que somos para ellos.

:-) :-) :-)

2 comentarios:

Tony dijo...

Es una delicia ver, leer, todas estas miradas sobre las nubes... su caracter... sus vivencias...
Exelente analisis y sicologia mediante las nubes... gracias por escribir todo esto
Saludos

isa dijo...

Gracias AMIGO. Me alegra que te guste.
Fíjate que tenia pensado quitarlo, después de escribir no lo vi bien. Gracias, ya no lo quito :-)
Saludos