domingo, 28 de septiembre de 2008

PERDÓN + LIBERTAD = AMOR

¿QUÉ ES EL PERDÓN?

Perdonar es la conmutación de un castigo merecido,
por una ofensa recibida, por un juramento insostenido.
Perdonar es aligera la carga de nuestro alma.
Desatar las cadenas y vivir en un suspiro.

Perdonar es besar como suave mariposa cuando tiende sus alas.
Con el perdón no consentimos el agravio,
sí olvidamos malos pensamientos que perforan nuestras entrañas.
Amar es perdonar y perdonar es el don más valeroso que nos puede congratular.

Perdona y tu alma se reflejará en el cristal e un riachuelo.
Sonreirás ante los espejos y el odio de tu corazón volará.
El beso del aliento de una rosa en tus mejillas se posará.
La brisa olores a primavera en tu corazón se alojará.

Perdonar es hacerse un sombrero con la brisa de tu pelo.
Cuando perdonamos vemos un hermoso Arco Iris en un día nublado.
Vemos un radiante sol en un gran nubarrón.
Perdonar es sonreír, besar con ternura, cantarle a la mar y abrazar al viento.

Perdonar es la comunión entre la igualdad.
Es la valentía que te ayuda a soportar los agravios.
El perdón nos endulza la vida con sabor a miel, azahar…
¡El no perdón, es lo que nos amarga como la hiel.!

Endúlzate y endulza a los demás con tu forma de ser.
Vive una vida plena sin cadenas de hierro ni de seda.
Vuela con el viento, danza con las olas, e ilumina como una estrella el firmamento.
Ama a los demás, pero sobre todo, amaté a ti mismo.
Todo esto se obtiene con el saber perdonar.












¿QUÉ ES LA LIBERTAD?

Que tu mirar se pierda en el infinito.
Que tú puedas mirar como fulguran las estrellas en la noche.
Que consigas escuchar el susurro del viento.
Que puedas llorar si quieres, y no seas obligado a sonreír si no puedes.

Que nunca tengas que mirar al suelo
ni ocultar interiormente tu alma,
porque germine a tu alrededor el mal
y puedan robarte la calma.

Viajar en un mar cargado de concordia, de silencios...
Dejar que tu mente vuele por cordilleras, valles y montañas.
Que puedas alcanzar la meta que un día te fórjate.
Que no tengas barreras que franquear, ni pierdas tu vida por aspirar cambiar.

Sentarte sereno debajo de un Abeto, un Pino, o de un Aguaribay...
Arrojar tu dolor al espacio y que el viento se encargue de amansarlo.
Recibir soplos de vida, de aliento...
Que tu respiración pueda vadear esa angustia, dándote calma y sosiego.

Que tengas una vejez apaciguada, tranquila, serena...
Que el aroma a Canela, la fragancia de una Rosa, el frescor de los Pinos,
el sabor a Menta de la Hierbabuena, o el color Rosado del Aguaribay,
te transmitan paz y una vida plena.

Todas estas cosas y alguna más que dejé en mi conciencia, son la libertad...

Este poema y transformación del águila se lo hice como regalo para un amigo (AntonioGuzzo) en el día de su cumpleaños.





¿Quien maneja mi barca?

Cada uno de nosotros debemos de manejar nuestro barco e intentar que no nos lleve a la deriva.
Hay situaciones en la vida que nuestra barca hace aguas. Debemos de sacar ese agua para que no se hunda y seguir a flote de la mejor manera posible.

¿Quien maneja mi barca? Es una pintura realizada con el programa Adobe Photoshop

4 comentarios:

el jardinero dijo...

Mira Isa, yo se de tu sencillez que no te importa publicar
mas tiene poesias hemosas y consejos maravillosos
y no importa cuantos puedan haber hablado de los mismos temas
pero debes publicar
aun con pocos numeros
tus poesias son hermosas
y llenas de consejos y vivencias
que es biuenos
se fijen en un libro
Estoy maravillado de andar en esta nube
Felicitaciones

Tony dijo...

hermosas poesias y unas imagenes exelentes
besos

isa dijo...

Gracias Jardinero. ¿Tú que riegas tus flores, cual de ellas te parece la más hermosa :-)?

Gracias te agradezco qeu me veas así.
Gracias de corazón. Un abrazo.

isa dijo...

Gracias Tony amigo. Me alegra que te guste. Besos