lunes, 9 de marzo de 2009

Almendros en Flor





Fin de semana muy aprovechado. Estuvimos en el pueblo, y dio tiempo a muchas cosas. Guisé, limpié, pinté, subí una pared de piedras...

El día de la mujer trabajadora una servidora trabajó como cualquier otro día. Eso sí, mi compañero colaboró conmigo y yo colaboré con él. Creo que el día de la mujer ha de ser cada día del año. Se nos tiene que reconocer que somos iguales a los hombres, que la única diferencia es la corporal. En lo demás somos igualitos. "Diría que somos más inteligentes nosotras jajajaja"

Entre trabajo y trabajo di color a esta tabla con pintura acrílica. Le robé al tiempo nocturno 5 horas. Entre la noche del viernes y la del sábado pinté la primavera convertida en colores, y en olores suaves de los campos, que ahora huelen a la flor del almendro. Olor dulce, suave y ambientado en múltiples colores. Da gusto ir al campo y disfrutar jugando con el sol y absorbiendo los colores y embriagándonos de los perfumes que la naturaleza nos regala.

Al almendro:
La noche deja en penumbra al almendro.
El sol lo llena de alegría y esplendor…
El viento suave lo arrulla.
No quiere agraviar cruelmente al almendro en flor.
Pero a veces el viento llega enfurecido.
Sus flores desprende de las ramas del almendro.
Y ellas, ya no se convertirán en almendras dulces.
El pobre y desdichado almendro,
que nadie enseñó a ser fuerte…
Nunca aprendió palabras amargas,
ni a defenderse, ni ponerse a salvo del furioso viento…
Inclinó la cabeza con pena
Y poco a poco fue muriendo.

2 comentarios:

Tony dijo...

Haz hecho un bonito trabajo... se ve que como dices pintas sin plan previo y solo tratas de expresarte sin abundar en detalles... de esta forma la obra adquiere inocencia y a la vez sabiduria... me alegro de verla igual que las fotos que acompañan este tu texto...
Saludos, Besos

isa dijo...

Gracias Tony, me alegra que te guste, y a ti te debo el pintar este cuadro :-). Tú me digiste, pinta la primavera y aquí está. Gracias.
Saludos y un abrazo