lunes, 1 de junio de 2009

LA COLMENA DE NUESTRA MENTE Y CORAZÓN




La colmena de nuestra mente y corazón.

¿Quién no se ha odiado así mismo alguna vez?
¿Quién no entendió ni compendió su forma de ser?
¿Quién no se clavó así mismo su aguijón enconado por el odio?
¿A quién no le trabajó su cabeza,
igual que una colmena de abejas?
¿Quién no lastimó alguna vez su cuerpo?
Ya que su mente estaba lacerada.
Atrapada en un lago de mentiras, de falsas esperanzas.
¿Quién no tiró alguna vez la toalla y dijo basta?
¿A quién no le perturbaron los celos,
y quiso atropelladamente salir corriendo?
¿Quién no excluyó de su vida al ser que tanto quería?
Lo lanzó al abismo como las obreras,
y la reina destierran al zángano de la colmena,
cuando el alimento escasea, y terminó su trabajo y copuló con la reina.
¿Quién puede negar que alguna vez,
por su corazón, en lugar de circular la sangre,
no anidaran víboras?
Si intentáramos que nuestras mente y corazón,
trabajaran en grupo, acumularíamos tanta energía positiva,
como las abejas acumulan dulce miel en su colmena.
Si no sabemos perdonar,
las primeras/os perjudicada/os seremos nosotros mismos.
Un corazón y una mente enconados,
hinchados, infectados de odios,
solo trabajan para la destrucción,
y no para la construcción del bienestar.


6 comentarios:

Julia dijo...

Cuando caminando tu vida encuentres siempre la misma piedra, llévala contigo.

Cuando pierdas un amigo cuando menos lo esperabas, consuélate por haberlo tenido.

Cuando la injusticia te deje desvalido sin aliento, Vuelve a creer.

Cuando ¡Amaste tanto! hasta perder la piel, recupérate pronto, te perteneces.
Cómo pájaro herido, descansa, cura tus alas, vuelve a volar.

Cuando tu vida se vuelva noche, no desesperes, busca las estrellas.

Cuando sientas ya tu existencia desperdiciada como un árbol seco, recuerda que la primavera
siempre llega, aterciopelando rosas en tu mirada.

Encuentra tu manantial, riega siempre el jardín de tu vida.

Renacerás...

Así como he renacido yo una y mil veces.

Un abrazo. Julia

isa dijo...

Hermosisimos lo que dices Julia. Muy bonito y si lo llevamos a la prátrica seremos libres y no estremos tristes.

Todas las frases son preciosas, pero ésta en particular, es la que más me ha llamado la atención:
Cuando ¡Amaste tanto! hasta perder la piel, recupérate pronto, te perteneces.
Cómo pájaro herido, descansa, cura tus alas, vuelve a volar.
Graciasssssssssssssssssss.
Otro abrazo para ti.

Antonio Gabriel Guzzo dijo...

La miel va chorreando de tantas palabras buenas y hermosas que van saliendo en estos mensajes.
Van llenando de jalea real a quien lee... me alegro de oirlas.
Personas como ustedes deberian gobernar... todo sería, sin dudas, mas dulce y llevadero

AomaraLuz dijo...

Piensa el en trabajo de las incansables abejas, Isa. El resultado de una deliciosa miel que nos endulzan la vida y nos alegran el alma.
Arriba ese ánimo!
Un abrazo!

isa dijo...

Gracias Antonio Guzzo. Realmente son hermosas todas las aportaciones de todos vosotros. Gracias. Con cada palabra vamos formando frases que ayudaran o muchas personas al llegar a leerlas.
Un abrazo

isa dijo...

Gracias Luz. Asi es, su labor y esfuerzo hace que nos alegre el alma. Al igual que vuestras aportaciones.

Si yo estoy muy animada, pero a veces con las fotos, surgen frases que están dentro, y quieren salir libres al exterior
Gracias. Un abrazo.