miércoles, 17 de junio de 2009

Rieté de ti mismo y alegrate el día.

Aunque estoy muy desganada, haré un esfuerzo. Estoy malita. Constipada, pero no se preocupen. ¡¡¡Eyyyyyyyyyyy, no salgan todos corriendo a la vez!!! Que por este medio no se contagia nada. Sólo la risa y las ganas de bromear. Estos días estoy alumbrando mucho. Alumbro de día y de noche jajajajaja :-)En cuanto me descuido mi moquitos salen a darse un paseo. Bajo mi nariz se encienden dos velas que alumbran el camino con pequeños destellos. Y es que mi nariz parece un grifo de aguas transparentes. La tengo sollada, irritada de tanto limpiarme. Parece un pimiento morrón madurado y casi escaldado. Está muy lastimada, y aunque intento que mis dedos pasen con el papel suave, mi nariz se queja, ya no quiere ni que el viento la meza. En fin que esto se pasará.

Ayer fui al mi médico de familia y me ha dicho que es un simple constipado. Me ha mandado unos sobres que he de tomar 10 días cada 8 horas y seguro que igual que vino se va. Al principio pensé en la gripe A, pero no, según mi médico que me oscultó el pechito y la espalda, es un constipado por el cambio tan brusco que hay de temperaturas.

Yo sólo sé que mi compañero el pobre ha tenido que dormir con paraguas incorporado. Pues mis estornudos son sucesivos y ya me duele el brazo de moverlo y tapar mi boca para no bañarlo con mis virus y mis gotas babosas. jajajajajaja Hemos dormido él en el cabecero de la cama y yo a los pies. De esta forma no ha salido duchado y con el cabello engominado. Yo cuando estornudo no echo un perdigón o dos, nooooooooooooo, echo fuera todo un arsenal de perdigones húmedos.

Y bueno, ya conté mi estado anímico, que esto no me impedirá ir hoy a trabajar. Eso sí, llevaré pañuelos a mansalva y a cada estornudo enchufaré el paraguas. No vayan a pensar los viajeros del metro que se formó la gran tormenta, y con ello el diluvio universal.


Pondré flores que me alegran el día y seguro mi constipado mejorará.






Sonrie a una flor

No pases de largo sin dedicarme una sonrisa.
Sin decirme lo mucho que me quieres.
Sin dedicarme un segundo de tu vida.
No dejes de amarme.
Tómame entre tus labios.
Forma con mis pétalos tus suspiros.
Conviértelos en nubes viajeras.
En palomas blancas de la concordia.
O en pequeños soles que te arropen.
Deja que beba de tus ojos lágrimas que alimenten mi alma.
Deja que mi corola te envuelva cuando esté triste y sola.
Exhala mi perfume.
Él te adormecerá cuando tus ojos no consigas cerrar.
Acuéstate en mis pétalos, que el viento y las olas del mar te mecerán.
No me arranques de la tierra.
No me dejes sin alimento, que no podre seguir viviendo.
Y no podré ofrecerte todo esto, y mucho más.



5 comentarios:

Tony dijo...

hermosa poesia te felicito, tus congeneres agradecidas.....
saludos

isa dijo...

Gracias Tony, muy amable. Gracias por ese piropo encubierto de llamarme flor. Ellas son todas muy bellas. Graciasssssssssssss
Un abrazo

SEFA dijo...

Espero que te mejores y levantes ese animo, las flores que nos pones son sencillas pero muy bonitas, un abrazo.SEFA

AomaraLuz dijo...

Lamento lo de tu resfriado y espero una pronta recuperación, Isa!
Las flores preciosas! Bonito poema!
Besos!

Cecilia_ dijo...

Qué flores tan bonitas Isabel !!!
disfruta de tu primavera.. casi verano, si ??
Preciosa la poesía ..
con tanta belleza, cómo no sonreir ??
un beso.