lunes, 15 de junio de 2009

Rabanos, Cerezas y Frambuesas


Y he aquí los rabanitos. Ummmmmmmmm, cuantas se conformarían con un rábano más pequeño. Estos rábanos están deliciosos. Son un poco picantones, igual que su vista. A mí particularmente me recuerdan al órgano sexual masculino :-). Hay de todos los tamaños, aunque la verdad, no es lo más importante el tamaño, si no, que sea jugosón.
Los rabanos cuanto más pequeños más sabrosos son. Se ve que se concentra más su sabor. Pelados en ensalada estan muy ricos. A mí también me gustan pelados y comermelo entero. Fresquito está muy rico y es pura fibra.


Cerezas ricas y del color carmesí. Estan jugosas. A la vista son muy lindas y apetitosas. Si ellas misma hablan y piden que las comamos, que las saboreemos.


También cogimos guisantes y he aqui la flor de los guisantes. Es una flor pequeñita pero muy bella.




Este fin de semana hemos estado recolectando frutos y verduras. Recoger las Frambuesas no es tarea fácil, hay que agacharse mucho y coger con mucho cuidado entre los dedos. Es un fruto muy delicado que con un poco de espachurramiento se queda hecha papilla la frambuesa. Así que hay que mimarla y acariciarla con dedos de pluma. Y así cogí dos cajas. Los riñones se quejan y la espalda es como si te pasaran un serrucho y te cortaran por la mitad. Alguna vez cuando podía me ponía de rodillas, como si rezara el rosario. Pero cuando tienen que entrante dentro de ramas, las espinas que tienen las ramas de frambuesas te arañan la cara y toda la piel que quede descubierta.

Y he aquí ya convertida en mermelada. Esta mermelada se la come mi compañero, yo no la pruebo. Él no engorda y cada mañana en el desayuno se toma cuatro galletas de la mermelada que una servidora le hace. Con dos cajas han salido ocho botes pequeñitos. Luego nos quejamos de que esta cara, pero si fueran a cogerla y luego hacer la mermelada, se darían cuenta del trabajo que lleva. Yo la paso por el chino, pues aquí el señorito de mi compañero, no le gustan los pipos. Anoche tarde en pasar la mermelada por el chino, dos horas, más dos de coger las frambuesas, más 15 al baño maría, echen la cuenta del trabajo que supone comer natural sin conservantes ni colorantes. Fruta con azúcar, ni más ni menos. Eso sí, mucho amor a la hora de elaborarla, pues se la va a comer el rey de mi casa.







2 comentarios:

Julia dijo...

Vaya labor que habeís tenido Isabel... pero seguro que ha sido divertido recolectar frutos y las cerezasssssss mmmmmmmm están para comerselas , a mi me encantan las cerezas, guárdame unas pocas si? un abrazo .

isa dijo...

:-):-):-) Sí Julia muy divertido porque la postura es un poco erotica al coger las frutas jajajajaja. Lo importante es que lo hacemos juntos y nos gusta, aunque yo proteste mucho, y mi compañero me dice mi que me quede en casa :-)
Pero la verdad que me gusta, es un placer recoger lo que has sembrado y cuidado. Gracias.

Te guardo cerezas, pero date prisa que como están tan ricas, le daremos buena cuenta enseguida.
Un abrazo