miércoles, 10 de febrero de 2010

Enfermo no es Igual a Derrotado.



Amalia batallaba en una gran zozobra envuelta en un gran remolino que a punto estuvo de tragársela. Los árboles se movían y sus hojas y ramas eran arrancadas de cuajo. Sus lamentos eran ahogados por el sonido atronador de un viento enfurecido.

De pronto un árbol pequeño con pinta de enfermizo la ofreció unas de sus ramas para que se agarrara a ella, y así, no ser engullida por el insaciable torbellino que se tragaba todo aquello que era capaz de desenterrar, y de arrebatarle al cielo. Vio como estrellas eran sumergidas en la oscuridad bajo la tierra. También como pajarillos eran quebradas sus alas y devorados por ese hambriento remolino. Mientras que ella indecisa miraba a los árboles más fuertes y vigoroso, y ofrecía sus brazos con el distintivo de pedir ayuda.

“El árbol enclenque la grita, vamos agárrate, no pierdas más tiempo” Pero ella miraba y pedía a otros árboles que la brindaran una de sus ramas. De pronto uno de esos árboles enérgicos pero egoísta, al que ella le había implorado que la echara una mano para sujetarse en él, fue desarraigado y sus raíces cortadas de cuajo quedaron hundidas en la tierra. Mientras ella lo seguía con la vista fue desapareciendo y absorbido por ese remolino inhumano.

Sin pensarlo dos veces lanzó sus brazos y se aferró a la ramita del árbol pequeño que a pesar de ser canijo y enfermo aguantaba las sacudidas del viento. Se hizo fuerte en los momentos en que más peligraba su existencia y envolvió a Amalia entre sus chiquitas ramas.

12 comentarios:

Malena dijo...

ENMUDECÍ, ISA!!!! QUÉ POST MÁS BELLO, AMIGA! AY, COMPI!

CUANDO TE PONES, TE PONES...!

TE ENLAZARÉ EN EL POST!

ABRAZOTE_INMENSO!

MALENA

Cecilia_ dijo...

¡¡Muy bueno Isabel !!
Hermoso relato .. y con moraleja !
Felicidades, un beso.

isa dijo...

Gracias Malena, me agrada que te guste. Realmente me quedo alucinada. Escribo sin saber que voy a escribir y me salen estas cosas.
Graciassssssssssssssss
Besitos Malena.
Isa

Tony dijo...

No importa que te motiva... Tu inspiración se hace literatura en forma inmediata, no dejas escapar el momento.
Felicitaciones

Williams dijo...

¡Te saluda Williams! ¡Me ha gustado mucho tu relato
para contárselo a mis hijas!
¡ABRAZOS AMIGA!
Williams

Rafael dijo...

Que bonito cuento Isa, le has dotado del mensaje de que el más débil a veces es el que más da, cosa muy cierta ya que la voluntad es capaz de mover montañas.Enhorabuena.
Un abrazo amiga.

isa dijo...

Gracias Cecilia, me alegra que te guste. Igual, besos para ti. Que tengas lindo fin de semana.

isa dijo...

Gracias Tony, sí en realidad me motiva al leer los textos de Malena. Si no mi inspitación se duerme.
Gracias y abrazos

isa dijo...

Gracias Williams, me alegro que te guste y que a tus hijas les llegue el mensaje.
Abrazos

isa dijo...

Gracias Rafael, me alegra que te guste. ASí es, has captado muy bien el mensaje.
Abrazos

la Posta dijo...

GRACIAS QUIERO DECIRTE POR TU VISITA Y COMENTARIO EN MI BLOG, ESPECIALMENTE POR LOS VERSOS DE ALMAFUERTE QUE LLEVO GRABADOS DESDE NIÑO.
HE DEMORADO EN RESPONDER POR ENCONTRARME AUSENTE.
UN SALUDO CON AFECTO DESDE ARGENTINA,
ROBERTO

isa dijo...

Gracias a ti La Posta. Deseo estés bien de salud. Perdona mi mala memoria, pero no recuerdo esos versos de Almafuerte.
Graciasssssssss y un saludo afectuoso.