miércoles, 21 de abril de 2010

Mamando


Ternura, amor, unión, alimentación, supervivencia,.... Ésta escena es la unión de la madre con el hijo.
Alguna vez he visto mamando a un bebé en el autobus y en el metro. Es  la escena más bella y cariñosa de una madre con su bebé.
Alimento para el cuerpo y alimento para el alma de la mamá y el bebé, es decir, en las personas. Supongo que para los animales, sólo alimento para el cuerpo. 


La naturalidad no nos debe de escandalizar y mirar para otro lado, ha de ser natural.

Yo no sé lo que es dar de mamar a los bebes porque no los he tenido.
Pero afortunadamente sí sé lo que es que mi compañero succione y bese mis pechos. Y la sensación es una sensación muy rica. Ya sé que cuando los adultos succionamos, mamamos de los pechos de otros adultos, no es para alimentarnos por hambre, es otro tipo de hambre, hambre sexual y la necesidad de hacernos caricias y sentir que aun estamos vivos.

Supongo que a todos hombres les encantan los pechos. Tal vez es porque recuerdan, o está muy sellado en el subconsciente, que alguna vez se alimentaron y mamaron de los pechos de su madre. Y que esto les dio bienestar.

A nosotras las mujeres, a mí en particular me encantan que mi pareja mame y acaricie con delicadeza mis turgentes pechos. Y no solo cuando estamos haciendo el amor, o para este acto. Me gusta que me acaricie en cualquier momento que estamos solos en casa, porque es parte de mi cuerpo y se encienden sensaciones muy agradables que me hacen bien


La libertad de elegir como llevar nuestra vida sin lastimar la de los demás, es lo mejor que nos puede pasar.


No puede montar a Luna porque estaba lloviendo y la tierra estaba muy encharcada. Me dio miedo de que me tirara. Pero me quedé con unas ganas tremendas.
Luna tiene un bebé, es un potrillo y se llama Lucas. Luna es blanca y Lucas salió igual que su padre un caballo Árabe. La yegua marron que los acompaña es hija de Luna, y  hermana mayor de Lucas, y la llaman Rubia.


Estos animales tan bonitos son de mi cuñado y a Luna fue a la primera yegua que monté.

Intentando  acercarme a Lucas, pero aun es un potro no sociable, hay que darle tiempo y que tenga más roce con los humanos.

Este espectaculo no tiene precio. Me siento muy afortunada de poder ir a visitar a los caballos y estar en contacto con ellos. Ver como corren en libetad, como se alimentan y como juguetenan entre ellos.

 Jugando con su hermana mayor. El campo esta verde y hay mucho alimento para todos los animales.

6 comentarios:

Carlos dijo...

Debería ser una máxima en nuestras vidas.., la de vivir en libertad, sin lastimar a los demás..
Una filosofía de vida que reflejas con estas imágenes, que a buen seguro a Malena le van a encantar..

Un fuerte abrazo, Isabel, y gracias por estar siempre ahí,
a su lado..

Carlos

isa dijo...

Gracias a ti Carlos, y me alegra qeu te guste. Seguro le gustan a Malena, ella ama la naturaleza.
Saludos y abrazos para ti y Malena.

tony dijo...

Hermosa primavera en tu pueblo, hermosas imagenes, participamos de este paseo lleno de sensaciones... si, seguro a Malena le encantará como a todos por aquí
Abrazos

disancor dijo...

Son muy bonitas y tiernas las fotos de los caballos. Ls madre amamantando su cria es emoionante. La misma escena de una mujer a su hijo lo es mucho más. Es la naturaleza. Además de amamantar, los pechos de munjer tienen misión más amplia, como añadir belleza al cuerpo y la excitación sexual. Es una obra perfecta.
Un beso.

isa dijo...

Gracias Tony, me agrada que te gute.
Saludos y un abrazo

isa dijo...

Gracias Disancor. Así es, la escena de una madre amamantando a su hijo es pura ternura, y de una bella muy natural.
Gracias.
Saludos y abrazos