domingo, 18 de julio de 2010

Aventureros por Castilla la Mancha

Foto tomada desde el coche y circulando en carretera


Aventureros hemos sido sin quererlo. Todo estaba bien planeado, la idea de ir a visitar alguna piscina natural fue mía. Yo busqué en la red y encontré varias. Le envié las páginas a mi compi y él decidió cual era la mejor ruta, y a la que yo podría ir sin mucho esfuerzo, ya que los calores y el sofoco de caminar para mí no son buenos. Después de ver y decidir que la de El Chorro de Valdesotos era menos agresiva, y con menos distancia para hacer senderismo. El viernes ya prepare para llevar una ensaladilla rusa pero sin mayonesa, con aceite y vinagre. Por cierto estaba deliciosa. El sábado después de acostarnos a las 4 de la mañana porque nos fuimos a bailar, también se vino Presen, nuestra amiga. Bueno acorto que si no resulta muy cansino.


Madrugué porque desperté muy asustada. Vi como en un rio, charca, laguna,.. Alguien se ahoga y nadie pudimos hacer nada. En el momento que el agua se lo tragó comenzó a crecer el río y mi compañero decía que todos para atrás, que el río crecería. Asustada me levanté y comencé ha freír los filetes de cinta de lomo empanados. Hice una tortilla de patata. Ya teníamos la comida lista. Ensaladilla rusa, lomo empanado y la tortilla. Eché también un salchichón, y jamón de pavo cocido. Un litro de coca-cola, cerveza, y coca-colas pequeñas.



Invirtamos a Presen a venir con nosotros. Llego de su casa. Subimos la nevera y dos sillas de campin a su coche. Nos dirigimos al garaje, sacamos nuestro coche y metió ella el suyo. Subimos la comida, y ala, de marcha hacia El Chorro de Valdesotos.

Todo perfecto. El GPS nos iba llevando muy bien. Perooooooo tuvimos alguna confusión porque a veces el GPS nos lía, o nos liamos nosotros, y nos pasamos del lugar. Luego nos metimos por una carretera que estaba en mal estado, aunque una señal de circulación nos indicaba que era por allí. Antonio y Presen decidieron meterse por allí. Yo iba cagada de miedo, pensaba en el sueño. Anteriormente ya les dije que los tres juntos y alerta. Cuando llevábamos un trocin por esa carretera en mal estado, un coche venía en sentido contrario a nosotros. Preguntamos al conductor como estaba la carretera y nos dijo que muy mal. También le preguntamos si se iba por allí a Valdesotos y nos dijo que no sabía.
¿Si gustan :-)?

En cuanto pudimos nos dimos la vuelta y de nuevo en ruta. Subimos al pueblo de Tortuero pensando que por allí llegaríamos a Valdesotos. Viendo que se nos hacía muy tarde para comer, comimos bajo un puente rodeados de mariposas libélulas. Pasó por allí un camión pequeño. Nos preguntó que si se iba por allí a Valdesotos, le dignos que no sabíamos, que también estábamos perdidos. No obstante dijo que se arriesgaba y siguió por el camino, porque también su GPS le indicaba esa dirección. Antonio le dijo, bueno si no vuelves después vamos nosotros. Pero estando comiendo el camión volvió. Después otro coche pequeño azul le ocurrió lo mismo. Después de comer intentamos tomar café y aprovechar para preguntar cómo llegar a Valdesoto. El único bar que había estaba cerrado.



Nos fuimos al pueblo de Valdepeñas de la Sierra, allí pudimos tomar café y preguntar. Anteriormente unos jóvenes nos dijeron que era por la carretera que en tal mal estado estaba. El dueño del bar nos lo confirmó también. Así que de nuevo a la carretera en tal mal estado. Disfrutamos del paisaje, unos más que otros. Por fin llegamos al pueblo de Valdesotos, la carretera al final no estaba tan mal. Se ve que el conductor del coche que nos dijo que estaba muy mal, se jiño de miedo y dio la vuelta antes de tiempo.





Es un pueblo muy pequeño en donde sólo habitan 12 familias.
El Ayntamiento es también el bar el pueblo.

Las casas rusticas todas en la misma linea
El pueblo precioso. Aun virgen y sin contaminar. Dejamos el coche en el parking municipal. Preguntamos para ir a los Chorros y ala, a caminar con la mochila a la espalda y botellas de agua. Anduvimos por piedras y remansos de agua. Caminos preciosos. Eso sí, las chicharras nos saludaban dándonos las buenas tardes. Más o menos como 40 minutos andando porque también nos equivocamos en el camino. Por fin llegamos a los Chorros.

Dirección a El chorro de Valdesotos


Mereció la pena tantas equivocaciones. Un lugar de ensueño. Frescor y un paisaje de sueño. No he estado nunca en el paraíso, pero creo que el lugar es un trozo de paraíso. Lleno de mariposas y libélulas de muchos colores. Las mariposas muy inquietas. Las libélulas más relajadas y sociables.
Preciosa libélula tomando el sol


:-) Otra libéluna posando

Aguas cristalinas



Próxima aventura: Nada de llevar nevera con las provisiones. Dos bocatas uno de jamón serrano con tomate y aceite. El otro de tortilla española. Un litro o dos de agua. A la vuelta se pasa uno por el bar del pueblo y se toma un refresco, o bebe agua de las fuentes que tiene un agua deliciosa virgen cien por cien.




Una aventura muy agradable a pesar del calor que pasabamos

Libélula descansado mientras nosotros caminabamos


Algunos jovenes haciendo locuras

En el Eden


Precioso espectáculo

Una sierna tomando el sol :-)

Dos sirenas y un siremo posando

Una mamá disfrutando con su hijo de la paz que transmite la naturaleza


                                    Esta foto las tres siguientes las tomé desde arriba, desde el acantilado                                                

Da vertigo mirar a bajo
Un joven haciendo la tortuga

El augua dio más de un sopapo a los jovenes.

Esta foto es de la otra cascada más grande. Se ve que esta cascada solo se ve en invierno.



Casi se dejaban acariciar

Se posó casi rozandome la cara
La belleza a mi alcance
Mañana subo más fotos, voy a echarme una siesta.
Deseo que todas las personas que entren a visitarme les guste tanto como a mí el lugar.
Eso sí, si vienen aquí, no se tiren desde el acantilado, es muy peligroso y aunque hay tres metros de profundidadsegún los jovenes, en un descuido pueden darse en la cabeza y quedar en una silla de ruedas. Disfruten y vivan la vida con los menos peligros posibles.