viernes, 22 de octubre de 2010

Ya queda poco para terminar de recolectar los frutos del huerto

Si cuidamos la tierra, podremos seguir comiendo de ella. Si no la cuidamos ella dejará de darnos ricos alimentos. Y si no hay alimentos para los animales, tampoco los habrá para nosotros, y entonces nos morirémos de hambre.
No habrá nidos, ni pájaros que nos canten nanas en las siestas y en la madrugada.
No habrá color, el arco iris en la tierra se morirá. No habrá caballos en libertad. Ni vacas, ni oveja, ni cabras pastando. No habrá leche, ni quesos, ni yogures.
No habrá gallinas, ni huevos. tampoco habrá harina para hacer el pan.
No habrá de nada, todo será oscuridad porque nuestros ojos no tendrán ni fuerzas para mirar tanta desolación.
Por eso hemos de cuidar el medio ambiente y no contaminar. Alimentar la tierra con abonos naturales.
No contaminar las aguas del mar. Tampoco el oxigeno para poder siguiendo respirar.
En ti, en aquél en mí, en todos está en que en el campo pueda haber alimentos, agua y puro oxigeno.




Los pájaros volaron, y como la manzana tenía frío en la noche, se dejó caer por el sueño, con tan buena suerte que encontró esta cuna de pajas, un nido vacío que sería su nuevo cobijo

Mientras haya calabazas se comerá calabazas :-)
La crema de calabaza está muy rica.
Se pela la calabaza y se le la despoja de las semillas, digamos de las pipas de calabaza.
Se trocea y se lava muy bien. Dejamos escurrir y pasamos a la olla. Añadimos un litro de zumo de naranja, dejamos que cueza y cuando la calabaza esta tierna, pasamos por la batidora, está deliciosa.
su sabor es agridulce. Sale una crema muy suavita y muy rica.


Calabazas de todos los modelos ummmmm, que retorcidas las hay :-)

Mi sombra junto a los repollos.
Es una gozada, solo me veo alta cuando miro a mi sombra,
se ve que mi sombra me quiere mucho y me alza jajajaja.


Ummmmmmmm, bueno, bueno jajajaaj, dos calabazas redondas y una alargada.
Verdad que están pensando todos/as lo mismo que yo jajajaja.
¡¡¡Qué proporciones por Diossssssssss!!!

Las calabazas redondas son del huerto de los vecinos (Juli y Jesús) que cabíamos por calabazas alargadas.


Para recoger, primero hay que sembrar, y si el tiempo es apropiado y
las caricias son agradables, pues seguro que rinde la tierra.


El campo agradecido por tantas caricias como le hemos dado en muchos meses,
dio buena producción.
Hola Juli, hola Jesús :-)
Ya os enviaré las fotos, soy algo olvidadiza y desastre ;-)


Los vecinos y amigos del  huerto recolectando  su cochecha


Semilla para la cosecha del próximo año



Si pinchan ahí abajo verán el vídeo que he hecho de la cena de los quintos del 60 en El Real








2 comentarios:

Julia- Ch dijo...

El que siembra recoge Isabel,y por supuesto que todos deberíamos concienciarnos más y cuidar la naturaleza,que nos obsequia con tantas cosas y ya no sólo alimentos para comer sino paisajes hermosos para contemplarlos y disfrutarlos.
Un abrazo!!

isa dijo...

Gracias Julia, sí tienes razón por todo lo qeu nos regala naturaleza debemos de cuidarla.
Saludos y un abrazo