martes, 5 de mayo de 2009

La Naturaleza

Quisiera ser tan alto como la luna, como la luna...
La luna está al fondo en cuarto creciente, está chiquitita, pero si miras los detalles la veras.



Me dieron cobijo para que no me quede canijo, dice la ramita del tomate, con una vocecilla que sale por la boca de la botella.












Estas fotos son del fin de semana. El campo está precioso y los bichitos pululan por el ambiente a sus anchas. Los árboles ya tienen pequeños frutos que con el tiempo irán engordando, y serán las delicias del postre en nuestra mesa. Pero claro, esto no nace así porque sí, hay que trabajarlo, acariciar a los árboles y mimarlos. El campo es muy esclavo, pero cuando la cosa va bien nos da muchas alegrías al poder degustar lo que nos regala la madre naturaleza. Este fin de semana recolectamos espárragos, lechugas y acelgas. Así la cesta de la compra de momento la dejamos algo parada, y comemos cosas del huerto que nosotros cuidamos y plantamos. El fin de semana acompañó para caminar e ir a regar la cosecha. Los perales adornan con sus diminutos frutos como pequeñas guirnaldas, y alguna que otra flor que aun sigue embelleciendo el árbol, y perfumando el ambiente.

Las tomateras encontraron un lugar donde pernoctar, y refugiarse de las noches frías, y heladas. De esta forma, se les asegura una vida sana y un crecimiento seguro.

Los melocotones aspiran por lo menos, a ponerse tan redondos como la luna llena, que por la noche los ilumina y vigila. Seguro serán sabrosos y jugosos. Así es de agradecida la naturaleza, si le damos cuidados y abonos naturales, ella nos obsequia primero con belleza y alimento para los ojos y el alma, y después con productos sanos y sabrosos. Y esto y poco más hicimos en el fin de semana.
Ahhhhhhhhh, también bajamos a Talavera de la Reina a ver la presentación de un libro de un conocido de mi compañero. Otro día subo fotos de la presentación, y del Parque del Prado.






Hola amiguito, no te des la vuelta y juega comigo, le decía un bichito al otro. Si tu eres de mi especie, no te voy a comer. Me gustan las flores y libar su nectar






Ummmmmmm que suave perfume y calidez tiene esta manzanilla. ¿O tal vez estoy dentro del sol? Decía la mosca aturdida por respirar el buen olor, y el amarillo que la deslumbró.




Soy bella por fuera, pero también mi interior es bello. No hay que mirar solo el emboltorio, a veces nos llevamos gratas sorpresas, al conocer como son los demás de corazón. Decía la amapola hablando sola.

6 comentarios:

tony dijo...

unas vivencias maravillosas
felicitaciones y gracias por compartir

isa dijo...

Gracias a ti Tony por darte un paseo por mi casa virtual :-)
Gracias. Saludos y un abrazo

Cecilia_ dijo...

Hola Isabel, qué bonitas fotos de tu primavera.. y la naturaleza.
Ya sabes que me gustó mucho esa amapola, es muy .. fuerte y también las palabras que agregaste junto a ella, muy ciertas.
Podría tomar la imagen de la bella amapola para mi blog ?? haciendo mención, por supuesto a su autora .. jej, estaría muy bien con un tema que quiero poner.
Gracias ! y si no se puede, no hay problemas, vale ?
Un abrazo.

isa dijo...

Sí, claro Cecilia, es toda tuya. Gracias por tomarla y ponerla en tu blog.
Abrazos

kerstins blogg dijo...

Fina bilder

isa dijo...

¿Qué significa Fina bilder? Tal vez es tu nombre. Saludos