viernes, 13 de noviembre de 2009

EL AGUA ES EL SUDOR DE LA TIERRA




Agua que naces del sudor de la tierra.
Con tus gotas transparentes se llenan las fuentes,

Arroyuelos, ríos y mares.

De tus turgentes pechos se amamantan las cosechas,

y calmas la sed del sediento.

Corres en paz, en tempestad, o atolondrada

por desfiladeros, quebradas y gargantas.

Buscas una fuente en donde tu sonido al caer toque el arpa.

Calmas la sed de los labios secos por la desesperanza.

Formas surcos por mi cara,

cuando de mis luceros las perlas de rocío se escapas.

Acrisolas mi corazón cuando con la sangre te mezcla.

Eres abundante hontanar, que codicia el hombre,

privando a otros hombres del bien natural.

Dejando agonizar a la rosa cadavérica.

Vedando el color a la espiga dorada.

Dejando sin que puedan beber los campos.

Usurpándole a la tierra para que grite agonizando de dolor.

No te adueñes ni dilapides el agua, que no es un bien privado.

Es el sudor de la tierra convertido en lágrimas,

para que todo ser vivo, la beba,

y purifique su cuerpo y su alma.



Autora: Isa, yo misma

2 comentarios:

Malena dijo...

ES EL SUDOR DE LA TIERRA, CONVERTIDO EN LÁGRIMAS...

Qué bellas palabras
volcadas en estos
versos!

Besos, Isa

Malena

isa dijo...

Gracias me alegra que te guste.
Saludos y un abrazo. Qeu pases buen fin de semana.