lunes, 1 de marzo de 2010

Últimos coletazos del Invierno


 Los últimos coletazos del invierno han sido furiosos. El sábado por la tarde, el viento hacía pedazos el silencio como si de una manada despiadada de hienas hambrienta se tratara. Mi amiga Presen se empeñó que bajáramos a Talavera de la Reina, pues en la mañana bajamos nosotros con mi padre  para recoger un encargo, y se habían  formado pequeñas lagunas en donde antes solo había terrones de tierra o hierba. Éstas pequeñas lagunas estaban pobladas por patos y garzas que lo han confundido con El Parque de Doñana, o las Tablas de Daimiel. En la mañana no pude hacer fotos, íbamos deprisa y con mi padre. Y por la tarde en estas lagunas los patos y garzas habían desaparecido, supongo por miedo al fuerte viento que se anunciaba.


Mi amiga paró un ratín el coche, pues el aire ya comenzaba hacer acto de presencia y sus gritos eran terroríficos, como si deseara tragarse todo lo que pudiera arrancar con sus fuerzas.

Nos subimos rápido para El Real. Mi amiga se vino para Madrid y una servidora se armó de valor y fue a recibir al gran temporal que se avecinaba. El gran vendaval comenzó a media tarde. Los árboles, pájaros y todo ser vivientes ya habían sido avisados. Algunos árboles se torcieron dejándose caer en el suelo, y así no ser un impedimento para que el viento corriera libremente, y poder pasar por lo alto de ellos sin dañar ni una sola de sus ramas ya casadas, y hastiadas por tanto frío, y el lluvioso invierno.


Ni un solo ser vivo andaba por la calle, tan solo alguna lunática que a la desesperada fue a hacerle frente a un acicalado viento que se acopló su armadura de guerrero para luchar a brazo partido.

Una servidora sólo llevaba una cámara con la que disparaba para atrapar en alguna de las fotos al viento. Pero éste es tan rápido y escurridizo, que tan solo se ve los daños causados. Él no es tangible, sí los destrozos que hace a su paso.

El agua de los Veneruelos es un agua muy rica de manantial.
Acuden personas de otros lugares a llenar las botellas para tener agua durante un mes.
Al cabo de un mes vuelvel a por más agua.
Las mujeres de este pueblo que beben el agua, son muy bellas, aquí está la muestra.
Por cierto este año corren bien los caños, se ve que hay abundancia de este preciado líquido qeu regala vida.


Las pocas o muchas flores de los árboles frutales que hubiera pendiendo de los árboles, a buen seguro las arrancó y formó una gran alfombra con ellas. Las estrellas se escondieron detrás de las nubes negras como si estuvieran ahumadas. La luna lució por momento clara, por momentos tiznada.

Las nubes iban corriendo a la desesperada surcando los cielos de una noche oscura y lluviosa. Daba miedo asomarse a la calle. Las ráfaga de viento despertaron a todos los fantasma para que le acompañaran, y asustar a las valiente que aun querían fotografiar a la luna que jugaba al escondite detrás de las nubes en una noche alborotada.











10 comentarios:

Cecilia_ dijo...

Ufff que se despide a lo grande el señor Invierno !
Me gusta tu manera de redactar y describir Isabel, me ha parecido estar por allí, sintiendo el viento .. y sobre todo, intentando pillar a la luna que jugaba al escondite, jjeje
Las fotos, como siempre, buenísimas !!
Hoy comenzó marzo Isa, el mes de la primavera ..
Un abrazo.

isa dijo...

Gracias Cecilia. Sí, el día 21 comienzará la primavera, y seguro todo se llena de color después de tanta oscuridad.
Graciassssssssssss.
Abrazossssssss

Tony dijo...

Guapa la fotografa... hacía frente a las hienas con tal de tener la luna o atrapar el viento.

buen texto... saludos

isa dijo...

Graciassssssss Tony sí bueno ya sabes lo de las hienas es en sentido metaforico. Realmente daba miedo la ventisca que se levantó.
Y ya ves, me salian las lunas dobles, tiritaba y mis dientes no dejaban de tocar las castañuelas. Pero aun asi insistí para poder hacer fotos. Graciasssssssssssss
Saludos y un abrazo

Malena dijo...

La luna está maravillosa...en esas imágenes!

El post dejó al descubierto las fauces de este invierno, q ya
va dejando el relevo a la primavera, mi estación favorita!

Q la vivamos juntas!

Te Quiere,

Male.

isa dijo...

Gracias Malena. Así será viviremos juntas la primavera, y seguro irá llegando con su mejor vestido de gala. El agua, al igual que ha destruido, ahora dará mucha vida a las flores, insectos y la belleza en general asomará timidamente.

A mí también me encanta la primavera. Es el resurgir de la vida en todas sus facetas.

Seguro nos hará muy bellos regalos.
Cuidaté mucho amiga.

A mi me cuesta mucho decir la palabra te quiero, pero hoy si la voy a decir y sale de lo más profundo de mi corazón. Te quiero amiga, cuidaté.
Abrazos y besos de los dos.

SEFA dijo...

Ya veo que por alli tuvisteis buen ventilador, aqui tambien pero por la noche y yo ni me enteré.
Este invierno no lo vamos a olvidar.
Y ya ves lo del terremoto de Chile, por suete Priven6 esta bien y toda su familia, le mande un correo y ay me contestó.
Besicos y muy bvuenas las fotos y la modelo.SEFA

HANNAH dijo...

Querida Isa .... tu sufres los embates de un invierno crudo pero en Argentina en este momento estamos sufriendo por nuestros hermanos chilenos.
Muy hermosas tus fotos y palabras como siempre ¡¡¡
Un abrazo.

isa dijo...

Hola Hannah, bueno en realidad lo que sucede aquí son menudencias en comparación con el gran desastre de Haití y de Chile. Creo que todo ser humano que se precie de serlo sufre por las desgracias y la pérdida de sus semejantes.
La Madre Naturaleza anda muy revuelta, se ve que la hemos maltratado y ahora ella se está cobrando ese maltrato en la tierra.
El problema es que siempre lo sufre más las personas más vulnerables y necesitadas.

Pero la tierra, el clima no sabe quien lo maltrató más, y de ahí que a voleo surjan estas desgracias.
Otro abrazo para ti.

isa dijo...

Gracias Sefa, pues me alegro mucho de que Priven6 y su familia esten bien. Verdaderos desatres estan surgiendo.

Parece ser que desde el año 1960 no había tanta agua y nieve como este año. Se ve que yo nací en un año de mucho agua, de ahí que sea tan llorona.
Graciasssssss
Un abrazo